La misión de la predicación copia

CARISMA MISIONERO

Las hermanas siempre buscando la voluntad de Dios descubrieron, que había más…

Llamadas  a crecer en un colegio, descubren otro mundo… ¡se encontraron con la perspectiva misionera! Se incorporaron a la Provincia del  Rosario de los Padres Dominicos y adoptaron el carisma misionero haciendo voto de ir a “las Misiones de Ultramar.” Durante casi 50 años realizaron juntos  la misión “ad gentes” especialmente  en las Santas Infancias de  China y Japón a donde iban después de pasar por Filipinas.

Igual que los Padres, tampoco se consentía la fundación de nuevas casas en la Península. “el personal no es para España: aquí solamente la preparación”.


Nace la Congregación

Las  nuevas normas de la Iglesia, pedían la formación de  una Congregación con gobierno propio; se trabajó muy activamente para lograrlo.

                Todas deseaban la Congregación; pero no había compenetración de planes. Y el Señor permitió algo inexplicable: Solo doce hermanas quedaron en España, doce, como los apóstoles, que se unieron a las que ya estaba en  el Extremo Oriente, y el 30 de abril de 1934, después de celebrado el primer Capítulo General en Manila, quedó constituida la Congregación de Religiosas Misioneras de Sto. Domingo, con carisma específicamente misionero.

Deseamos fortalecer más cada día el espíritu misionero. El carisma recibido no puede quedar sepultado sino que tiene que dar fruto.

sean-testigos