(…) hablar de la Virgen del Rosario, es una manera de valorar esta oración, nacida en ambientes de la Orden de Predicadores, y que luego toda la Iglesia ha hecho suya. El “Ave María “repetida continuamente es un modo de decir a la Señora: “te amo”. (…)

Leer documento completo en PDF